¿Cómo afrontar el diagnóstico del SAF?

Cuando te lo diagnostican no te lo puedes creer, eres joven, seguramente una vida sana o normal y sufres una trombosis…¿como puede ser? ¿A mi??  Estás en shock!!!

Otra forma de recibir el diagnóstico es casi con alegría, porque después de años pasandóte de todo,  encontrándote fatal y que nadie te dijera exactamente que teniass, al fin le ponen nombre. Ya no estoy loco, tengo SAF.

Nunca pensamos en la enfermedad, sobre todo, cuando somos jóvenes, pero sí, aquí está, inoportuna pero con ganas de quedarse. Necesitarás un tiempo para asimilar lo que te está pasando. Es un experiencia muy personal, cada uno lo vive de manera diferente, habrá quien hará como si no pasara nada, habrá quien se decaiga anímicamente, pero la buena noticia es que hay tratamientos que pueden hacer que lleves la enfermedad lo mejor posible. Te damos algunos consejos para seguir adelante: 

Información:

 Pregunta y pregunta todas las dudas a tus médicos. Cuánto más sepas más control tendrás sobre tu enfermedad y sobre tu vida.

Tratamientos:

Sigue las indicaciones pautadas por tus médicos.

Exprésate:

Habla, cuenta tus miedos, temores, angustia…verás que serán más pequeños cuando los saques de tu cabeza. Muchas veces el miedo es peor que la propia enfermedad. Hay que desterrarlo.

Apoyo:

 Además de tu familia y amigos, es un gran consuelo el compartir experiencias con personas que están pasando por lo mismo que tú. Esta es una de las grandes ventajas de la asociación, el sentirte comprendido, aceptado y acompañado. Recuerda no estás solo.

Hábitos de vida saludable:

Cuida tu alimentación, reduce  o deja el alcohol, deja de fumar, haz ejercicio y duerme las horas necesarias. Estas serán tus mejores medicinas.

Actitud:

Es indudable que una actitud positiva es beneficiosa para todo, pues ahora además es necesaria.

Calma:

El estrés es uno de nuestros enemigos, tienes que intentar hacer actividades que te relajen, deporte, pasear por el campo, escuchar musica, yoga, meditación, hay mucha variedad sólo tienes que buscar la que mejor encaje contigo.

Resiliencia:

Es la capacidad que tiene el ser humanos de seguir adelante aún en las condiciones más adversas. En esto somos expertos los enfermos de SAF, nos caemos, nos levantamos y seguimos adelante.

 

 

  • Ana Negro Neto

    Genial Marta, sencillo, directo y real

Facebook