¿Son útiles? Ácidos grasos omega-3 para la prevención primaria y secundaria de enfermedades cardiovasculares.

Esta es la evaluación sistemática más extensa de los efectos de las grasas omega-3 en la salud cardiovascular hasta la fecha. La evidencia moderada y de alta calidad sugiere que el aumento de EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico) tiene poco o ningún efecto sobre la mortalidad o la salud cardiovascular (evidencia principalmente de ensayos con suplementos). Las sugerencias anteriores de los beneficios de los suplementos de EPA y DHA parecen surgir de los ensayos con mayor riesgo de sesgo. La evidencia de baja calidad sugiere que el ALA(alpha-linolenic acid) puede reducir levemente el riesgo de eventos cardiovasculares, la mortalidad por cardiopatía coronaria y la arritmia.

Ver estudio en Pubmed

Facebook