Jugando a la vida por Marian Rodríguez

Tiremos los dados, respiremos mientras esto sucede y, veamos hacía dónde caen. Cada día una sorpresa, un sentimiento, una rutina, un dolor o quizá, una alegría. La vida es eso, sentir que tu corazón late, que estás aquí y que te vaya como te vaya en la partida que estás jugando, no abandonarás el juego. Bienvenidos a este juego tan personal e intransferible, la vida.

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook