Blog del Prof. Hughes: marzo de 2017

Esta semana dimos la bienvenida al London Lupus Center a un grupo de 10 enfermeras del Daytona State College, Florida. Tienen un interés particular en el síndrome de Hughes, por lo que organizamos un mini-simposio para ellos y también incluimos un recorrido por las instalaciones. Afortunadamente, ¡resultó ser uno de los mejores y más soleados días de Londres!

Me doy cuenta de que la mayoría de mis blogs proclaman el éxito clínico (supongo que es natural), pero en el blog de hoy, quiero concentrarme en un aspecto del síndrome de Hughes, donde hay incertidumbre. ¿Cómo de proactivo debe ser el tratamiento de un paciente con análisis positivs pero pocos problemas clínicos?

Paciente del mes

La Sra. P. J., de 47 años, es ejecutiva de alto nivel de una compañía de moda. Su trabajo incluye frecuentes viajes al extranjero. Hace diez años fue investigada por fatiga general y se había sugerido lupus (un primo suyo había sido diagnosticado con lupus). Las pruebas para el lupus dieron negativas, pero dio positivo en los análisis de antifosfolípidos (aCL: positivo medio, anti-Beta2: positivo medio, lupus anticoagulante lúpico: negativo).

El historia clínico no mostraba características del síndrome de Hughes (aparte de, posiblemente, migrañas). No hay trombosis. Sin abortos espontáneos (ella había tenido un embarazo – una hija de 23 años). Las migrañas habían sido frecuentes en su adolescencia – a veces semanales. Un neurólogo hizo una resonancia magnética del cerebro que no mostró nada.

Sin embardo, en la veintena,las migrañas lentamente desaparecieron. Estuvo bien y sin medicamentos durante aproximadamente 5 años. A continuación, desarrolló un nuevo síntoma, frecuentes agudos ‘apuñalamientos’, dolores alrededor del ojo derecho. No hubo pérdida de visión, ni ningún enrojecimiento del ojo. Fue vista por un neurólogo y un oftalmólogo, que no encontraron ninguna anormalidad obvia. Una vez más, una la RM cerebral era normal.

Los dolores oculares / oculares empeoraron. ¿A dónde ir después? El neurólogo no pudo encontrar una causa obvia de los síntomas. Los exámenes de sangre eran normales (aparte de las pruebas aFL positivas – dando los mismos resultados que los de hacía 10 años).

A medida que el público y los profesionales médicos toman conciencia de las pruebas de aFL y la importancia del síndrome de Hughes, es inevitable que veamos más pacientes con pruebas positivas (por ejemplo, parientes o descendientes de pacientes con SAF) pero sin sintomatología médica "

¿Vale la pena intentar con la aspirina…? Sí… Comenzó  con aspirina infantil, 75 mg diarios. ¡Éxito! Resolución casi total de los ataques agudos de dolor ocular. Vuelta a tiempo completo al trabajo.

¿Qué nos está enseñando este paciente?

A medida que el público y los profesionales médicos toman conciencia de las pruebas de aFL y la importancia del síndrome de Hughes, es inevitable que veamos más pacientes con pruebas positivas (por ejemplo, parientes o descendientes de pacientes con SAF) pero sin sintomatología médica (por ejemplo, el seguimiento a más largo plazo de las mujeres que dieron positivo durante el control del embarazo).

En la actualidad, la mayoría de los médicos no dan tratamiento, o, a lo sumo, aspirina diaria de baja dosis para pacientes sin sintomatología."

En la actualidad, la mayoría de los médicos no dan tratamiento, o, a lo sumo, aspirina diaria de baja dosis (que, debo decir, también es mi propia praxis).
Pero, en la paciente P. J., hubo síntomas, aunque uno no asociable fácilmente con el síndrome de Hughes. En esta paciente, los síntomas fueron significativos y una prueba con 75 mg de aspirina diaria produjo un gran resultado. Seguiremos, por supuesto, a la Sra. P. J. en el futuro.

 

Profesor Graham R.V. Hughes, Doctor en Medicina, Miembro del Royal College of Physicians

Jefe del London Lupus Centre, London Bridge Hospital

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook